martes, 12 de marzo de 2019

MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO PARA CUARESMA





“La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios”

Cada año, a través de la Madre Iglesia, Dios «concede a sus hijos anhelar, con el gozo de habernos purificado, la solemnidad de la Pascua, para que […] por la celebración de los misterios que nos dieron nueva vida, lleguemos a ser con plenitud hijos de Dios» (Prefacio I de Cuaresma). De este modo podemos caminar, de Pascua en Pascua, hacia el cumplimiento de aquella salvación que ya hemos recibido gracias al misterio pascual de Cristo: «Pues hemos sido salvados en esperanza» (Rm 8,24).

Este misterio de salvación, que ya obra en nosotros durante la vida terrena, es un proceso dinámico que incluye también a la historia y a toda la creación. San Pablo llega a decir: «La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios» (Rm 8,19). Desde esta perspectiva querría sugerir algunos puntos de reflexión, que acompañen nuestro camino de conversión en la próxima Cuaresma.

1. La redención de la creación

La celebración del Triduo Pascual de la pasión, muerte y resurrección de Cristo, culmen del año litúrgico, nos llama una y otra vez a vivir un itinerario de preparación, conscientes de que ser conformes a Cristo (cf. Rm 8,29) es un don inestimable de la misericordia de Dios.

 Si el hombre vive como hijo de Dios, si vive como persona redimida, que se deja llevar por el Espíritu Santo (cf. Rm 8,14), y sabe reconocer y poner en práctica la ley de Dios, comenzando por la que está inscrita en su corazón y en la naturaleza, beneficia también a la creación, cooperando en su redención.

Por esto, la creación —dice san Pablo— desea ardientemente que se manifiesten los hijos de Dios, es decir, que cuantos gozan de la gracia del misterio pascual de Jesús disfruten plenamente de sus frutos, destinados a alcanzar su maduración completa en la redención del mismo cuerpo humano. Cuando la caridad de Cristo transfigura la vida de los santos —espíritu, alma y cuerpo—, estos alaban a Dios y, con la oración, la contemplación y el arte hacen partícipes de ello también a las criaturas, como demuestra de forma admirable el “Cántico del hermano sol” de san Francisco de Asís (cf. Enc. Laudato si’, 87). Sin embargo, en este mundo la armonía generada por la redención está amenazada, hoy y siempre, por la fuerza negativa del pecado y de la muerte.

sábado, 29 de diciembre de 2018

SALUDO DE FIN DE AÑO



“Queridos hermanos: les escribimos a ustedes de aquello que ya existía desde el principio, de lo que hemos oído y de lo que hemos visto con nuestros propios ojos. Porque lo hemos visto y lo hemos tocado con nuestras manos.  Se trata de la Palabra de Vida.” (1 Jn 1,1)
 
Queridos hermanos y hermanas de Rebiclar, llegamos al final del año y como equipo queremos compartir con cada uno de ustedes algunos aspectos de lo desarrollado durante este año 2018, especialmente desde nuestro encuentro en Rio Janeiro en el mes de mayo.

Es importante que conozcan en qué va nuestra caminada y el servicio que vamos desarrollando para el caminar bíblico de nuestra América.

Durante el año hemos seguido cada mes compartiendo las lecturas orantes y comunitarias de la Palabra y al mismo tiempo ya estamos trabajando en la elaboración de las nuevas lecturas para el año 2020 y empezar un nuevo ciclo litúrgico con renovados comentarios y con la participación de otros hermanos y hermanas de distintos equipos bíblicos de Micla.
Además hemos trabajo junto al equipo del Diario Bíblico elaborando los comentarios de los tiempos litúrgicos para la edición del 2020, en lo cual nos comprometimos a continuar con el apoyo y la colaboración con este servicio bíblico de Micla.

Seguimos presente en las redes sociales, en Facebook permanentemente seguimos presentando el caminar de diferentes equipos, que nos comparten su vida, esperamos pronto poder publicar también en inglés y portugués.   Así también en nuestra Web.

Hemos socializado los videos de ¿Sabías tú qué? Que han elaborado nuestros hermanxs del Centro bíblico Claretiano de USA.  Donde varios hemos participado elaborando los contenidos y en otras ocasiones en la filmación de los videos.
Estamos trabajando en la elaboración de nuestro próximo folleto bíblico sobre “Biblia y Política” y además queremos preparar un material especial para niños y jóvenes.  Esperamos tenerlo ya listo el segundo semestre del 2019.
Este tiempo de Adviento 2018, hemos elaborado unas reflexiones que enviamos a todxs diariamente con la intención de aportar una pequeña reflexión personal y comunitaria.  Esperamos durante el 2019 poder seguir aportando para otros tiempos litúrgicos.

Cada semana hemos ido distribuyendo los comentarios dominicales de José A. Pagola como un aporte, entre otros, a la reflexión dominical del evangelio.

Hermanxs seguimos pensando en poder realizar un mejor servicio bíblico como nos encomendaron en nuestro encuentro de biblia de Micla en Rio de Janeiro, así es, como cada mes nos reunimos de forma virtual para ir viendo los avances de lo programado y las nuevas propuestas y desafíos que nos van surgiendo y colaborando con el secretario Micla.

Les compartimos un abrazo lleno del Dios de la Vida que acompaña nuestro caminar diariamente.

Equipo Rebiclar
Linda Molina, provincia Claretiana de Centro América
Angélica Barrera, provincia Claretiana Colombia-Ecuador   
Rafael Díaz, delegación Claretiana de Antillas  
Jaime Michea, Provincia Claretiana San José del Sur   
P. Almir Borges, Provincia Claretiana de Brasil  
P. Agustín Carrillo, Provincia Claretiana de USA-Canadá     

jueves, 25 de octubre de 2018

COMUNICADO EN APOYO A LOS MIGRANTES HONDUREÑOS


EMPOBRECIMIENTO, HAMBRE, DESEMPLEO                        Y VIOLENCIA ÉXODO HONDUREÑO

                   “Si el migrante no es tu hermano, Dios no es tu Padre” 

En la semana de la celebración de San Antonio María Claret, los Misioneros Claretianos de América queremos ofrecer nuestra palabra sobre la grave crisis humanitaria que nuestras hermanas y hermanos hondureños están viviendo y que se expresa en el dramático “éxodo” iniciado la semana pasada en su país hacia Estados Unidos. 

Nos sentimos profundamente conmocionados ante las escenas de miles de hondureños huyendo de su patria porque en la misma no han encontrado las opciones para desarrollar sus vidas con dignidad. 

Los Misioneros Claretianos presentes en Honduras somos testigos que, desde hace varias décadas, nuestros hermanos y hermanas emigran huyendo del empobrecimiento, el hambre, el desempleo y la violencia. Razones que lógicamente tienen su raíz más profunda en la desigualdad, fruto de la corrupción y de leyes injustas que favorecen a un grupo cada vez más reducido de hondureños. 

Hemos sufrido con el pueblo sus luchas por la soberanía de sus territorios y el respeto a su autodeterminación ante empresas mineras e hidroeléctricas. También hemos llorado con ellas y ellos la criminalización y el asesinato de sus líderes, entre  ellos el caso de Berta Cáceres. Nos ha indignado el sistema de justicia, lento en las causas de los pobres y rápido con los que ostentan el poder económico. 

Hemos sido testigos del golpe de Estado del 2009 y del progresivo resquebrajamiento de la institucionalidad a partir de este evento político y que se agudizó con las elecciones del año pasado, seriamente cuestionadas en su legitimidad por organismos internacionales, generadoras de masivas manifestaciones de repudio en todo el territorio nacional y más de 35 asesinatos que todavía permanecen impunes. 

No es casualidad este “éxodo hondureño” sino el resultado de una propuesta de nación que ha fallado y un Estado que siguió las demandas del capital, desoyendo el clamor por la justicia y las necesidades de su pueblo. El modelo económico basado en las industrias extractivas, el monocultivo y la proliferación de las maquilas ha sido un rotundo fracaso y, lejos de desarrollar al pueblo, lo ha precarizado, lo ha empobrecido y lo ha esclavizado. 

Además de intensificar la oración por estos hermanos y hermanas, desde nuestras agrupaciones, movimientos, organizaciones, iglesias e instituciones gubernamentales o no, promoveremos iniciativas a todos los niveles para cuidar la integridad física de este pueblo, garantizando sus derechos como personas que huyen de la violencia del hambre, el desempleo y el crimen.

Desde el Equipo de Solidaridad y Misión y nuestra presencia en la ONU, nos comprometemos con nuestras hermanas y hermanos migrantes a continuar dando seguimiento a estos y otros temas relacionados con el cumplimiento de los convenios internacionales en materia de Derechos Humanos y protección a los migrantes y refugiados. Por tanto, como misioneros comprometidos con la justicia y la paz de nuestros pueblos queremos; 

  • Invitar a todos los actores de la sociedad hondureña y de la comunidad internacional, que tienen en sus manos revertir este camino de ignominia, a que no cierren sus entrañas al real sufrimiento de los miles de hondureños que se han visto obligados a abandonar su país buscando en otras tierras lo que en la propia se les ha negado, ofreciéndoles soluciones integrales y humanitarias. 
  • Solicitar a los gobiernos de Guatemala, México y Estados Unidos a no criminalizar a los migrantes ni tampoco a aquellos que han decidido hacerles el camino más fácil. Migrar no es un delito. Migrar es un derecho. La solidaridad es un imperativo ético. 
  • Llamamos a los Medios de Comunicación a ser fieles portavoces de estos gritos y sufrimientos, evitando tergiversar los hechos, manipular las interpretaciones o directamente invisibilizar esta grave crisis. 
  • Instar a los Estados a que se respete el derecho a asilo para quienes lo requieran y se garantice el principio de “no-devolución”. Además de un trato diferenciado para personas vulnerables como lo son las niñas, los niños, mujeres embarazadas, enfermos y personas de tercera edad.
  • Instar a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y a la OEA a realizar un seguimiento consecuente, comprometido y crítico de esta situación. 
  • Invitar a todas las Congregaciones Religiosas a pronunciar una palabra de denuncia y esperanza, que sean compañía 
  • Invitar a todos los cristianos y cristianas que tiene a Dios por Padre a que no le cierren su corazón a las hermanas y hermanos migrantes. Unidos a nuestro apoyo material para aliviar su hambre, sed y cansancio brindémosles nuestro tiempo, amistad, escucha y servicio. (Cf. Mt 25). Y en especial invitar a las Iglesias locales por donde pasa esta caravana, a que abran las puertas de sus edificios y de sus corazones. 
Nos unimos a la voz del Papa, de las Conferencias Episcopales de Honduras, Guatemala y México y a los diversos comunicados de organizaciones como el SICSAL, el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), el Servicio Jesuita a Refugiados (SJR), los Misioneros Scalabrinianos, etcétera, que claman, de diverso modo, pero al unísono, por solidaridad con los migrantes. Esperanzados, creyendo en la humanidad y en que otro mundo es posible y necesario, a los veinticinco días del mes de octubre del año 2018.


 EQUIPO DE SOLIDARIDAD Y MISIÓN MISIONEROS CLARETIANOS DE AMÉRICA

sábado, 20 de octubre de 2018

NUEVO EQUIPO DE SOLIDARIDAD Y MISIÓN
2018-2020





Alexander Gaitan (USA - CANADA)
César Epinoza (Centroamérica)
Fernando Guzman (San José del Sur)
Claudia Toscano (Colombia Venezuela)
Alix Jean (Antillas)
Paola Pastor (Perú Bolivia)



domingo, 14 de octubre de 2018

MENSAJE FINAL II ENCUENTRO DE SOLIDARIDAD Y MISION




MISIONEROS CLARETIANOS
                                            DE AMÉRICA



MENSAJE FINAL

“Felices los que trabajan por la paz, porque se llamarán hijos de Dios.
  Felices los perseguidos por causa de la justicia, porque el reino de los cielos les pertenece” (Mt. 5, 
                                                                               
Alegres de habernos reunido en Sasaima, Colombia, del 7 al 13 de octubre, concluimos la celebración de nuestro II Encuentro de Solidaridad y Misión – MICLA.  

Queremos destacar, en primer lugar, la participación de todos nuestros Organismos de América, las Misioneras Claretianas, los Seglares Claretianos, y laicos y laicas en un número muy significativo. Resaltamos especialmente la participación de jóvenes. 

Agradecemos los aportes y animación del P. Vincent Anes, Secretario General de JPIC y miembro del equipo de Solidaridad y Misión de la Congregación, presente durante todos estos días en el Encuentro. También agradecemos la carta que recibimos de parte del P. General, Mathew Vattamattan, con palabras de aliento y guía, llamándonos a seguir presentes entre los que más sufren en nuestro continente, al estilo de San Antonio María Claret.

Nos llena de gran regocijo haber dado vida y testimonio a esta opción entrañable y prioritaria para MICLA como es Solidaridad y Misión. Sus concreciones continentales, Derechos Humanos, Migraciones y Extractivismo, han sido parte de nuestra agenda de trabajo y sentimos que van tomando cuerpo y renovados compromisos. Sabemos que las migraciones forzadas, el extractivismo y los atentados contra los Derechos Humanos responden a sistemas donde el poder y el lucro están por encima del respeto a la Madre Tierra y la vida de las personas y los Pueblos.  Ya nos advierte la Carta Pastoral del CELAM “Discípulos Misioneros Custodios de la Casa Común: “Nos preocupa la lógica economicista que impone este paradigma tecnocrático que se sostiene en el principio de que toda actividad humana no tiene otra finalidad que la de producir y consumir”.

Resaltamos:

En materia de Derechos Humanos, el acompañamiento a las víctimas de la violencia que la Corporación Claretiana “Norman Pérez Bello” está haciendo en Colombia, y las propuestas relacionadas con la defensa de los derechos de las mujeres y los pueblos indígenas hacemos en diversos lugares de este continente.
En cuanto a Migraciones, si ya nos estremecía y ocupaba esta realidad en toda América, ahora, ante las crisis de Venezuela y Nicaragua, nos convocan y comprometen los esfuerzos desplegados por atender migrantes y refugiados en lugares como Costa Rica y Colombia.
En materia de Extractivismo, saludamos las luchas y resistencias de las comunidades en el centro y el sur del continente, que se van articulando en la Red “Iglesias y Minería” y queremos estar pendientes del Sínodo de la Amazonía.  
A 50 años de la Conferencia de Medellín y en vísperas de la canonización de Monseñor Romero, hemos podido acompañar nuestro Encuentro con momentos de espiritualidad multicultural, diversa, profundamente americana, fecundamente martirial. Hemos recibido el testimonio directo de familiares de víctimas de la violencia en Colombia, pueblo que sigue anhelando la conquista efectiva de la paz.

Durante estos días trabajamos en la proyección de líneas de acción para los próximos dos años en las áreas de JPIC, Procuras, PROCLADE’s y Voluntariado. Aspiramos a que cada Organismo concrete estas líneas en las acciones pastorales de sus comunidades y, de una manera especial, con las nuevas generaciones.

Desde aquí queremos mostrar nuestra cercanía y animar a la solidaridad de nuestros organismos con las personas de la familia claretiana que, en estos momentos de gran dificultad, están acompañando a los pueblos de Venezuela y Nicaragua.

Tenemos un nuevo equipo para animar en MICLA esta prioridad de Solidaridad y Misión. Nuestra gratitud para el equipo saliente y nuestra invitación a dar todo el apoyo a este nuevo equipo, para que pueda llevar a cabo su tarea de animación y organización. 

Por último, agradecemos la hospitalidad y acogida de la Provincia Colombia Oriental – Ecuador y a todo el personal de la Casa de Convivencia “Las Mercedes”, que nos ha hecho sentir como en nuestra casa.   

Damos gracias al Dios de la vida y de los pueblos, caminando con María, mujer solidaria de corazón, “por los caminos de América, de toda América”.

Centro de Convivencia “Las Mercedes”
Sasaima, Colombia, 13 de octubre de 2018

jueves, 4 de octubre de 2018

II ENCUENTRO DE SOLIDARIDAD Y MISION



Estimados hermanos
Superiores Mayores,
Prefectos de Apostolado y
Coordinadoras/es de las diferentes áreas de Solidaridad y Misión

¡Reciban un fraternal saludo y buenos frutos en la animación misionera encomendada!

Estamos a pocos días de dar inicio a nuestro II Encuentro de Solidaridad y Misión a celebrarse en la ciudad de Sasaima, Colombia los días 7  al 13 de octubre de 2018.

Les compartimos los objetivos y los criterios de participación para que nos tengan en sus oraciones y que los participantes

OBJETIVO GENERAL

Continuar fortaleciendo y articulando nuestras respuestas misioneras desde el área de Solidaridad y Misión para toda América.
OBJETIVOS ESPECÍFICOS

1.    Continuar la reflexión y articulación que se inició en Guatemala 2016.
2.    Revisar los desafíos continentales de la realidad y consolidar estrategias comunes.
3.    Compartir nuestras experiencias.
4.   Definir conceptos y contenidos sobre la solidaridad y la misión, la justicia, la paz, la integridad de la creación y la gestión de proyectos, para construir criterios comunes.
5.    Establecer los mecanismos de colaboración con el Equipo General de Solidaridad y Misión y nuestra presencia en la ONU.
CRITERIOS DE PARTICIPACIÓN

Están invitados a participar en el Encuentro las siguientes personas:

·         Los coordinadores provinciales de JPIC, PROCLADE, PROCURA, Responsables de Voluntariado Claretiano, el Prefecto de Apostolado, Estudiantes Claretianos de Teología que trabajan en temas relacionados con Solidaridad y Misión, laicas y laicos comprometidos con Temas de Solidaridad y Misión, la Coordinadora de REBICLAR y el Coordinador del Diario Bíblico. 



miércoles, 19 de septiembre de 2018

NUEVO GOBIERNO PROVINCIAL DE COLOMBIA ECUADOR

Felicitaciones al nuevo gobierno Provincial de Colombia Oriental_Ecuador

Provincial: Josué Gonzalez Jaramillo, cmf
Prefecto de Apostolado: Enrique Annear Aponte, cmf
Prefecto de Formación: Darío Alonso Carvajal, cmf
Prefecto de Economía: Jose María Florez, cmf

Les deseamos muchos frutos en la tarea que ahora inician en la Provincia y que puedan responder a los desafíos que el Capitulo les encomendó llevar adelante.
Cuenten con nuestras oraciones y colaboración para que juntos hagamos la gran familia claretiana de América